Motivos para iniciarte en Mindfulness en vacaciones

Según mi experiencia personal existen varios motivos para empezar a practicar las técnicas de atención plena en vacaciones. 

  • Dispones de más tiempo libre. 
  • Puedes diseñar un plan de acción más fácilmente.
  • Las vacaciones son buen momento para el cambio.
  • El clima veraniego.
  • Sirve para elevar la energía.
  • Buen momento para crear hábitos.

1.- Dispones de más tiempo libre.

En vacaciones es habitual que tengas tiempo para hacer cosas que el resto del año no puedes. ¿Porqué no dedicarte unos minutos a entrenar la atención en el presente, en tus sensaciones, en tus emociones?. Como poco conseguirás regalarte unos momentos y si te lo tomas en serio y comienzas a hacer de la práctica una rutina, disfrutarás de todos los beneficios que Mindfulness puede ofrecerte a nivel de salud física y mental.

2.- Es más fácil diseñar un plan de acción.

Puedes probar diferentes planificaciones, eligiendo entre distintas técnicas, momentos, duraciones de las prácticas,.. Puedes experimentar la que más se adapta a ti y tu estilo de vida para después poder aplicarla el resto del año. Haz de tu cuerpo y de tu mente tu particular laboratorio.

Es importante señalar que una vez has diseñado un plan adaptado a ti, intentes ser comprometido, disciplinado y exigente con la práctica hasta que se convierta en un hábito y no te suponga ningún esfuerzo.

3.- Momento de cambio.

Cuando te permites bajar el ritmo, estar momentos sin hacer nada, disfrutando del placer de estar por estar, puedes ralentizar la marcha y alcanzar la calma mental. Es entonces cuando suelen surgir ideas que en muchas ocasiones pueden servir para mejorar tu vida.

Estos momentos son buenos para introducir cambios conscientes en tu vida ya que son instantes de gran creatividad. La experiencia es que llega la inspiración desde esa calma. A veces viene acompañada incluso de soluciones a problemas que en la vorágine del día a día son más complicadas de encontrar. El ruido que tenemos externo e interno a nivel del pensamiento nos lo impide. 

4.- Hace buen clima.

En las vacaciones de verano hace buen tiempo y hay más horas de luz por lo que es más agradable disfrutar de las prácticas al aire libre.

Una práctica que suele tener mucho éxito son los “paseos conscientes”. Es sencilla. Se trata de observar y sentir las sensaciones que afloran al caminar, puedes atender a la postura corporal, el contacto de la planta de los pies con el suelo, sentir la temperatura ambiente en tu piel, el ritmo de la respiración,  el estado de ánimo que tienes,.. Elije una o dos de estas opciones u otra que se te ocurra como anclajes y experimenta.

Si además podemos practicar cerca del mar, de un bosque, un río, en definitiva en contacto con la naturaleza, todavía se potencian más los efectos en nosotros a nivel mental, emocional y físico.

La combinación de Mindfulness con el ejercicio físico, hace que la química de nuestro cerebro se regule, se libera el exceso de adrenalina, aumentan los niveles de serotonina que está relacionada con la sensación de bienestar y se obtienen otros muchos beneficios.

5.- Elevación de la energía.

Cuando se da el caso de que terminamos el periodo previo a las vacaciones con elevados niveles de estrés, ya sea laboral, debido a los estudios, la conciliación, etc. llegamos muy cansados al periodo vacacional.

Las prácticas de conciencia plena ayudan a centrar la mente. Poco a poco sentimos que el sistema nervioso aprende economizar recursos. Los niveles de agitación y nerviosismo se reducen, por lo que se recupera con una mayor facilidad. Todo esto tiene una traducción en cuanto a beneficios a nivel fisiológico en nuestro cuerpo y en el sistema endocrino entre otros.

A nivel práctico esto lo notamos experimentando calma y serenidad, con ello se da un cambio en la perspectiva de las situaciones, problemas y relaciones.

6.- Momento para crear hábitos.

Si generas el hábito de practicar durante las vacaciones gracias a las condiciones propicias que te he presentado en este artículo, te será mucho más fácil con la inercia continuar el resto del año. Así puedes prolongar los beneficios en el tiempo y a cuando más los necesites.

Para ampliar la información de este punto, ver la siguiente entrada relacionada;  Adquiere estos hábitos saludables en vacaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: